Consejos para cuidar y mantener las carillas dentales

Cuidar las carillas dentales de forma adecuada es fundamental para mantenerlas en buen estado, conservar su durabilidad y sus propiedades estéticas

En este artículo te ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones para cuidar tus carillas dentales y preservarlas durante el mayor tiempo posible. 

Qué son las carillas dentales y en qué casos se recomiendan

Las carillas dentales son prótesis fijas que se colocan en la cara vestibular de los dientes, es decir, en la parte visible. De modo que solo cubren la superficie del diente de forma parcial, a diferencia de las coronas dentales.

Son unas láminas finas que se adhieren a la superficie externa de los dientes naturales con el objetivo de mejorar la estética dental. Se colocan sobre dientes sanos para ocultar pequeños defectos en el color, el tamaño, la posición o la forma de los dientes. El tratamiento con carillas es únicamente estético, no ofrecen ninguna solución funcional.

Dependiendo del defecto, el especialista valorará si puede resolverse con carillas dentales o si es necesario recurrir a un tratamiento de ortodoncia o un blanqueamiento dental

Las carillas pueden ser de porcelana o composite, y al tener una finalidad meramente estética suelen ir colocadas sobre los dientes anteriores. Por eso las carillas se adhieren en los incisivos centrales y laterales superiores, que son las piezas visibles al hablar o sonreír.

Para colocar las carillas dentales a veces es necesario tallar o desgastar los dientes. En los casos en los que es preciso la reducción es mínima, de unos 0,3 y 0,7 milímetros, ya que son láminas muy finas.

Este tipo de prótesis se recomienda especialmente para estos casos:

  • Solucionar pequeñas imperfecciones o defectos en los dientes
  • Cubrir manchas o alteraciones como la hipoplasia dental cuando el blanqueamiento dental no funciona.
  • Modificar ligeramente la forma, la posición o el tamaño del diente.

Por qué es importante cuidar las carillas dentales

Cuidar las carillas dentales es esencial para mantenerlas en buen estado y asegurar el tiempo estimado de durabilidad

Aunque su resistencia depende del tipo de material del que están compuestas, unos correctos cuidados diarios son fundamentales para preservar su duración.

Las carillas dentales de porcelana son más resistentes. Pueden durar hasta los 10 o 15 años sin ocasionar ningún problema siempre que se cuiden adecuadamente. Sin embargo las carillas de composite duran aproximadamente unos 5 años.

Igualmente las características de los materiales también hacen que los cuidados sean algo diferentes. Por ejemplo, las carillas de composite tienden a teñirse con el paso del tiempo. Por eso con estas carillas dentales es necesario cuidar y vigilar más el consumo de alimentos o bebidas que contengan mucha coloración. En cambio esto no sucede con las carillas de porcelana debido a que es un material que no pierde su coloración ni se oscurece.

Cómo cuidar las carillas dentales

Cómo cuidar las carillas dentales para mantenerlas en buen estado

Mantén tu higiene bucodental diaria

Cuidar la higiene bucodental ayuda a preservar las carillas dentales y a conservar sus cualidades estéticas. 

Mantener una rutina diaria en la higiene bucodental es fundamental para la salud oral. Se recomienda cepillarse los dientes después de cada comida durante al menos dos minutos y reforzar la higiene interproximal. Para una limpieza más profunda de la zona interdental y de las encías se puede utilizar un irrigador dental. También es recomendable finalizar la limpieza con el uso de un colutorio o enjuague bucal.

Realiza todas las revisiones pautadas por tu especialista

Las carillas de composite requieren mantenimientos periódicos para realizar un pulido de las mismas, sin embargo las de porcelana no los necesitan. El especialista concretará la periodicidad de las revisiones en función de cada caso en particular. 

Para mantener y cuidar al máximo tus carillas dentales sigue las instrucciones que te indique tu odontólogo. 

Cuidado con los alimentos duros o pegajosos

Los alimentos duros y/o pegajosos pueden dañar las carillas, ya que se corre el riesgo de rotura o desprendimiento de las mismas. Algunos de estos alimentos son los frutos secos, la zanahoria cruda o el turrón duro.

Para cuidar las carillas dentales es muy importante tener en cuenta este aspecto y ser prudente con el consumo de este tipo de alimentos. No se trata de que dejes de comerlos sino de hacerlo con más cuidado. Por ejemplo, a la hora de comer una zanahoria, una manzana o un bocadillo, es mejor trocearlos que morder directamente.

No muerdas objetos ni utilices tus dientes como herramienta

En algunas ocasiones utilizamos los dientes para abrir algún producto que se resiste, como el tapón de una botella, una cáscara o un embalaje. 

Este tipo de actos pueden resultar muy perjudiciales para los dientes en general, y particularmente para las carillas, no los realices.

Evita o reduce las comidas y bebidas con coloración

Como ya hemos comentado, en este caso nos referimos a las carillas de composite, que es un material que tiende a teñirse con el tiempo. 

Si utilizas este tipo de carillas dentales es recomendable que evites o reduzcas al máximo el consumo de alimentos o bebidas que tengan mucha coloración para conservar sus propiedades estéticas. Como por ejemplo el chocolate negro, la salsa de soja y el curry o los frutos rojos, y bebidas como café, té, vino tinto y refrescos de cola. 

Elimina o restringe el tabaco 

Por supuesto el tabaco es uno de los productos que más manchas produce tanto en los dientes naturales como en las carillas de composite. Recordemos que las carillas de porcelana no se oscurecen ni pierden su color.

Para cuidar las carillas dentales de composite, así como la salud bucal y la salud general, se recomienda eliminar el consumo de tabaco o al menos reducirlo.

Si padeces bruxismo utiliza una férula de descarga  

El bruxismo consiste en apretar fuerte la mandíbula y rechinar los dientes de forma involuntaria. Es más frecuente que suceda por la noche cuando se duerme, pero también puede darse durante el día en momentos de estrés. Se recomienda que las personas que padecen este trastorno utilicen una férula de descarga para relajar la musculatura de la cara y evitar la tensión mandibular. Al mismo tiempo el uso de esta férula evita el dolor y el desgaste de los dientes que produce esta patología. 

Por tanto, si sufres bruxismo, la mejor forma de cuidar tus carillas dentales y evitar su desgaste o rotura es usar una férula de descarga. 

Si practicas deporte de contacto utiliza un protector bucal 

Para la práctica de deportes de contacto siempre es aconsejable el uso de un protector bucal, y especialmente si llevas carillas dentales. 

Algunos de estos deportes de contacto son el fútbol, el baloncesto, el boxeo o las artes marciales, entre otros.

Somos especialistas en el cuidado integral de tu boca

¡Consigue una sonrisa radiante!

En Oris te ayudamos a conseguir la sonrisa que quieres recuperando la estética de tus piezas según tus necesidades particulares.

Visítanos para informarte de nuestros tratamientos estéticos y saber qué te conviene más.

Pide tu primera cita gratuita en Oris, tu Clínica Dental en Zafra.

0 comentarios

Cita